miércoles, 30 de julio de 2014

Matrioska, mar, delicatessen

Edimburgo. Escocia.

Edimburgo es la capital del país siendo la segunda ciudad en tamaño de Escocia, tras haberle sido arrebatado este dudoso orgullo,  por la ciudad de Glasgow. La urbe, oficialmente, se divide en dos, The Old Town y The New Town, y ambas zonas presumen haber sido designadas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde el año 1995.

La ciudad es un derroche de belleza allá por donde camines y está engalanada por numerosos monumentos de sublimidad incuestionable. Edimburgo es un caleidoscopio de formas y sensaciones. Los elementos que atesora tienen varias lecturas e incluso muchas formas de ser percibidos. Como una prolífica matrioska, la ciudad muestra multitud de ciudades dentro de si.

Es esta mirada la que me tiene cada vez más cautivado de las poblaciones. No la ciudad monumental, magnífica, elegante, excelente, sino  la ciudad de los pequeños detalles. Detalles que están ahí y que pueden pasar desapercibidos fácilmente. La única forma de llegar a esa otra dimensión no es con sentido de la vista en su infinitivo primigenio, sino más bien con una de las cualidades  de éste; Mirar.












Tras esta matinal visita y una comida en un restaurante italiano, ponemos rumbo de nuevo hacia Bass Rock. Navegaremos hacia la isla en un precioso velero de madera y nos mantendremos navegando alrededor de la misma para obtener fotografías de los Alcatraces atlánticos (Morus bassanus) como hicimos la vez anterior.

En esta ocasión me permito, a mi mismo, la libertad de observar más que de fotografiar sin cesar. Quiero atesorar en mi retina estos irrepetibles momentos y mantenerlos intensamente grabados en mi ser. Disfruto, más aún si cabe, que en nuestra primera visita. Dejo de ver y comienzo a mirar, a experimentar. Huelo profundamente estos fuertes y característicos aromas a guano. Presencio los colores y las luces, el olaje y el sabor a mar, el movimiento del barco. Siento. Me abandono. Y como en un sueño del que estoy a punto de despertar, solo salen de mi cuerpo exhalaciones de admiración ante esta maravilla de la naturaleza de la que soy testigo.






Arao común (Uria aalgae) elevando el vuelo











Ya desembarcados en el puerto de North Berwick tomamos dirección a las afueras de Edimburgo para fotografiar Cisne vulgar (Cynus olor) en una pequeña laguna. Llegamos. Monto el equipo. Y me dirijo caminando hacia la orilla. Inmortalizo Gaviota argéntea (Larus argentatus), Porrón moñudo (Aythya futigula), Ánade real (Anas platyrhynchos) y Cisne vulgar.


Gaviota argéntea
Porrón moñudo, macho
Ánade real
Cisne vulgar








Las fotografías mostradas en esta entrada son en encuadre original, sin recortes. Las fotografías de Edimburgo, 5ª, 7ª y 8ª,  han sido ligeramente corregidas por una cuestión de "deformación de lente "con Photoshop CS5.


Las imágenes y los textos que aparecen en este blog son propiedad de Diego Ramos Lobato, quedando prohibida la reproducción total y parcial sin consentimiento expreso del autor del mismo






6 comentarios:

  1. Enhorabuena por tu blog, por tus narraciones y por tus maravillosas fotografías.
    Gracias por enseñarnos a mirar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Alfonso!!
      Me alegra que te guste, estos días los he disfrutado gracias a ti, compañero.
      Y, por cierto, dudo mucho que haya sido yo el que haya enseñando a ti a mirar...Tu eres un gran fotógrafo.
      Un abrazo,
      Diego

      Eliminar
  2. Diego tu forma de ver y de mirar me apasiona y la manera de contarlo ni cuento...
    Orgulloso me siento de haberte conocido!
    Muchas gracias por lo que nos muestras. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose María,
      El orgullo es mío por compartir momentos tan inolvidables contigo. Esta tarde voy a comprar un lector de tarjetas como el que me prestastes...
      Muchas gracias, amigo!
      Espero que nos veamos pronto.
      Un abrazo,
      Diego

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas gracias por pasar y comentar , Vicente!
      Qué pases un buen fin de semana!
      Un saludo,
      Diego

      Eliminar